Seguidores

sábado, 24 de abril de 2010

Cine El "gurú de los guionistas" vuelve a Chile con un nuevo seminario


Robert McKee: "La mezcla de géneros es la clave de la originalidad"

El profesor estrella del arte del guión vuelve a Chile para enseñar las claves de los géneros cinematográficos de horror, suspenso, comedia y romance. A pocas semanas de llegar a Chile, McKee adelanta algo sobre su seminario, habla sobre los secretos de la comedia y da ejemplos de filmes recientes que se destacan en cada género, aunque advierte: "Son buenos, pero ninguno es excelente".

Evelyn Erlij

"Son las clases más llenas de mi vida", dijo Robert McKee (1941) el año pasado tras ver la sala donde realizó en Chile su famoso seminario "Story". El lugar estaba colmado de chilenos -750 exactamente- fascinados por la idea de convertirse en alumnos del llamado "gurú de los guionistas", el legendario profesor estadounidense que suma, entre los premios de sus estudiantes, 33 Oscar, 168 Emmy y cientos de nominaciones a esos y otros galardones.

"Creo que la clave del éxito de mis clases es la claridad. Lo mejor que hago por la gente que es muy talentosa y trabajadora, aquella que va a ganar premios, es ahorrarles tiempo clarificándoles la naturaleza de este arte, de manera que puedan hacer encajar sus ideas en formas radicales, de manera más rápida y crear así cosas que no existieron antes, sin tener que estancarse en el proceso de encontrar las mejores ideas", explica McKee desde Estados Unidos, a un par de semanas de llegar al país.

"Chile-Género" es el nombre del seminario que lo trae a Santiago y que lo tendrá nuevamente frente al público chileno entre el 6 y el 9 de mayo en el Teatro Nescafé de las Artes. El objetivo del curso es ahondar en la estructura y los componentes esenciales de distintos géneros cinematográficos, específicamente horror, suspenso, comedia y romance, aunque asegura que no existen fórmulas milagrosas para cada tipo de historia. El asunto, advierte, no es tan simple como parece.

"Los géneros tienen convenciones, pero éstas no son recetas. Nunca se pueden reducir a algo tan sencillo. Es más, las convenciones de los géneros siguen evolucionando con las actitudes cambiantes de la sociedad. Lo que la gente pensaba que era una historia de amor hace 20 años no constituye una historia de amor hoy. Lo que hacía reír antes no necesariamente hace reír hoy. Los escritores no pueden trabajar con algún tipo de fórmula. De hecho, la mezcla de géneros es la clave para la originalidad en la escritura contemporánea".

-¿Entonces por qué es una buena idea enseñar los géneros como categorías separadas?

"Hay que decir que la mezcla de géneros no es para nada nueva, pero es cierto que se está convirtiendo en algo más común, se usa más. Por eso mismo es necesario enseñar los géneros individualmente, porque si no se sabe lo que se está mezclando, el resultado es un desastre. Para crear un filme realmente maravilloso y original no sólo necesitas dominar los géneros por separado, sino también entender cómo se afectan entre sí y cuándo usar uno y cuándo no.

-¿Qué película es un buen ejemplo de un mestizaje de géneros bien hecho?

"Pescador de ilusiones", dirigida por Terry Gilliam y protagonizada por Robin Williams y Jeff Bridges es una combinación de romance, trama de educación, drama social, comedia y acción -afirma McKee-. Cuando se fusionan géneros, todo se vuelve mucho más complejo y se debe decidir qué convenciones de cada uno de ellos se deben mantener, cuáles hay que ignorar y cuáles romper. Los filmes originales del futuro serán una mezcla de géneros que nunca nadie ha juntado antes. Por eso, entenderlos cada uno por separado es la clave para hacer una cinta genuinamente fresca y novedosa", asegura.

Buenas, pero no excelentes

A pesar de que varias celebridades del mundo de la actuación, la dirección y la escritura cinematográfica han tomado sus cursos y se declaran sus seguidores -es el caso de Peter Jackson, Julia Roberts y Diane Keaton, entre muchos más-, McKee no tiene problemas en criticar abiertamente el actual panorama del cine comercial, el mismo que integran varios de sus ex alumnos. "Si este arte fuera tan simple como quisiéramos, todos serían exitosos", afirma el profesor, quien es extremadamente juicioso y selectivo al mencionar filmes actuales que se destaquen por lo brillante de sus historias.

"En los últimos cinco o diez años, la calidad de las cintas de suspenso, horror, romance y comedia no ha sido alta. No ha sido un buen período", asegura McKee, que comenzó su carrera como "doctor story" evaluando la calidad de guiones ajenos y quien, paradójicamente, nunca ha escrito una historia que haya sido filmada. Según su opinión, no hay demasiados ejemplos recientes que puedan ilustrar lo que una buena película de cada uno de esos géneros debiera ser.

-"En cuanto a historias de amor, hay tres que son muy buenas, 'El lector', 'La vida en rosa' y 'Coco antes de Chanel'. 'La propuesta' con Sandra Bullock es una buena comedia romántica. En suspenso o thriller, a la gente le gustó 'La isla siniestra' de Scorsese y 'Búsqueda implacable con Liam Neeson. 'Los otros', con Nicole Kidman, fue un buen filme. Películas de horror como la serie de 'El juego del miedo', 'La huérfana' y 'La profecía del no nacido' tuvieron éxito de taquilla. En términos de comedia, está 'Qué pasó ayer'. Estos son algunos de los mejores ejemplos que se me ocurren de películas recientes", afirma el "gurú de los guionistas", aunque advierte: "Son buenos filmes, pero ninguno es excelente".

Dios bendiga la comedia

Reza el cliché que hacer reír es una de las artes más difíciles y frente a esta repetida afirmación, McKee confiesa que lo notable de ese tipo de lugares comunes es que son ciertos. "Puede ser un cliché que la comedia es una forma de arte compleja y menospreciada, pero es un cliché porque es verdad. Se necesita un talento muy único, especialmente un punto de vista sobre la existencia muy particular para ver la vida en la forma en que lo hace una mente cómica", explica el profesor, quien en su juventud montó varias comedias como director de una compañía de teatro en Estados Unidos.

-¿Y cómo debería un guionista ver la vida para hacer una comedia exitosa?

"Conectando elementos contradictorios de la vida que nadie más reconocería. La clave de la comedia, después de que se tiene un punto de vista gracioso, es la ira. La mente cómica quiere que el mundo sea perfecto o, al menos, mucho mejor de lo que es, porque lo ve como un lugar hipócrita y estúpido que la hace enfurecer. Pero también es inteligente y sabe que si se pone a alegar y a vociferar sobre lo estúpido y feo que es el mundo, nadie va a escuchar. Si uno es capaz de bajarle los pantalones a la hipocresía, arrancarle la máscara a la codicia y hacer que la gente se ría de eso, entonces quizás las cosas cambien", explica McKee, quien confiesa su afición por el género de la risa con otro lugar común: "Por eso digo God bless comedy ". Es decir, Dios bendiga la comedia.


Storylogue: Su próximo proyecto

No sólo guionistas, directores y actores toman el seminario de McKee, sino también escritores. De hecho, los vínculos entre cine y literatura son la base de su nuevo proyecto, "Storylogue". "Se basa en la noción de que, en los niveles primarios de la narración, la forma es universal , por lo que el novelista puede aprender mucho del dramaturgo, el guionista del novelista y el dramaturgo del escritor de televisión. En Estados Unidos es claro que las historias longevas que vemos -nueve años de "Los Sopranos" , seis años de "Six feet under" - han aprendido enormemente de la literatura para proyectar sus historias a lo largo del tiempo, como una novela con múltiples volúmenes", explica el profesor. Para más información sobre el seminario que trae a Chile entre el 6 y el 9 de mayo, visitar www.mckeestorychile.com .

No hay comentarios:

Literatura en TV