Seguidores

sábado, 12 de enero de 2013

ANNE SEXTON Y LA CELEBRACIÓN UTERINA








Quienes aportan datos críticos con relación a la corriente poética llamada Confesionalismo (integrada por Robert Lowell , Sylvia Plath y Ann Sexton, entre otros) suelen incurrir en el absurdo de tomar los trabajos de ésta tendencia como componentes de retratos biográficos al natural.



Esta manía de  igualar la persona del poema con el poeta parece ser un atavismo proveniente de la posición que toma el público ante el material que ha  leído. Caso paradigmático: Sylvia Plath.



Habiendo asimilado información acerca de  la vida de Lowell, Plath, Sexton etc., el público tuvo la invalorable virtud de rendirse ante una supuesta “evidencia” deslizada como dato accesorio en el interior de los poemas.



Ello sin caer  en cuenta de la manipulación de la cual es objeto por obra y gracia de la voluntad del poeta.



Vale la pena mencionar lo siguiente:  los antecedentes de tal manipulación pueden ser ubicados en la nota personal de Plath –; aquella donde señala su inclinación estética.



Para los críticos que se resisten a confundir el personaje del poema con el poeta, la fusión de roles entre objeto y sujeto  también se materializa cuando aparece la intención de utilizar ideológicamente la producción de Lowell, Plath y Sexton- entre otros.



 Debo añadir que idéntica circunstancia  se da con la producción de Rimbaud y el debate bizantino en torno a su participación en las revueltas que dieran como resultado la instauración de la Comuna de París.



En el caso de Anne Sexton, Caroline Hall, al rastrear la utilización del termino ‘Confesional’ en la critica literaria, llega a la conclusión de que tal movimiento es una reacción contra la escuela Eliotiana (por Thomas Stearn  Eliot)cuya  arte poética se centraba en la eliminación u extinción de la personalidad en el poema.



“ Estos poemas – dice M.L Rosenthal – me parecen una culminación de lo Romántico y la moderna tendencia a ubicar el Ser literal más y más  en el centro del Poema; lo que sería una forma de mostrar su vulnerabilidad psicológica y la vergonzante

adecuación a la civilización”.



Como soporte de la línea argumental de Rosenthal, nos queda poner sobre la superficie la influencia ejercida por Robert Graves en el pensamiento de los Confesionalistas.



Su consideración acerca de que ‘la poesía fue una función religiosa en la sociedad pagana y que como tal debería recordarle al lector nuestra naturaleza animal, los viejos rituales y los mitos que compartimos antes de la existencia de la sociedad moderna que ha crucificado nuestro espíritu con su civilización’, se vuelve mucho más radical en la persona de Ann Sexton.



Pero  a dicha radicalización debería  considerársela en la perspectiva abierta por las lecturas que diera Graves en Cambridge - cuando condenara la artificialidad de D . H. Lawrence, Ezra Pound, T.S Eliot, W.H. Auden y aun del mismo Dylan Thomas.



A estos poetas Graves los llamaba “falsos poetas”.



‘La poesía debe incorporar ambas cosas, la creatividad y nuestras tendencias destructivas, llevándonos  incluso hasta el salvajismo de la naturaleza’ – dice Graves en esas lecturas. Y agrega que ‘aprueba como método de trabajo la inserción en estados de locura, porque la locura no se encuentra restringida por las demandas de las convenciones y maneras sociales modernas que nos impide el  acceso a nuestra naturaleza primitiva’












Apunte biográfico de Anne Sexton



Anne Gray Harvey nació en Newton, Massachussets, en el año 1928. Asistió al colegio por un año y luego de ello casó con Alfred Muller Sexton II, a la edad de 19 años. Ingresó en un curso para modelos que controlaba Hart Agency y  vivió en San Francisco y Baltimore.



Al tiempo de haber nacido la mayor de sus hijas, se le diagnosticó depresión de post parto. En momentos de enfrentar su primer quiebre mental, fue admitida en el Westwood Lodge, hospital neuropsiquiátrico al que retornaría por ayuda en forma reiterada.



En 1955, con posterioridad al nacimiento de su segunda hija, sufre otro quiebre mental y  nuevamente debe ser hospitalizada. Sus hijas son enviadas a vivir con los parientes de su esposo. Durante ése mismo año, el día de su cumpleaños, intenta suicidarse.



Animada por su psiquiatra, en el otoño de 1957 se interesa en escribir poesía e ingresa en la escuela secundaria donde se enrola en un taller. Como sus escritos poéticos actúan sobre su salud mental de forma inesperada, en 1967 gana el premio

Pulitzer luego de una exitosa carrera.



El trabajo merecedor de tal premio  fue “Live or die”.El 4 de octubre de 1974 Ann pierde su batalla con la enfermedad mental que la aqueja y se suicida con monóxido de carbono en el garage de su casa, después de encender el automóvil y la radio del mismo.



Tenía una profunda adicción al alcohol y a las pastillas para dormir.







THE BLACK ART



A woman who writes feels too much

those trances and portent !

As if cycles and children and islands

weren’t enough; as if mourners and gossips

and vegetables were never enough.

She thinks she can warn the stars.

A writer is essentially a spy.

Dear love, I am that girl.



A man who writes knows too much

such spells an fetiches !

As if erections and congresses and products

weren’t enough ; as if machine and galleons

and wars were never enough.

Whit use furniture he makes a tree.

A writer is essentially a crook.

Dear love, you are that man.



Never loving ourselves,

hating even our shoes and our hats,

we love each other, precious , precious.

Our hand are light blue and gentle.

Our eye are full of terrible confessions.

But when we marry,

the children leave in disgust.

There is too muh food and no one left over

to eat up all the weird abundance.





          EL ARTE NEGRO





¡Una mujer cuyos sentimientos escritos son demasiados

arrobamientos y  presagios!

Como si bicicletas, chicos e islas

no fueran demasiado; como si duelos, chismorreos

y vegetales nunca fueran demasiado.

Sus pensamientos son que puede amonestar las estrellas.

Una escritora es esencialmente una espía.

Yo soy esa chica, querido amor.



¡Un hombre cuyos escritos conocen demasiados

hechizos y fetiches ¡

Como si erecciones, convenciones y productos

no fueran demasiados; como si máquinas, galeones

y guerras nunca fueran demasiado.

Con muebles usados fabrica un árbol.

Un escritor es esencialmente un pícaro.

Vos sos ése hombre, querido amor.


Nunca amándonos a nosotros mismos,

aborreciendo aun nuestros zapatos y sombreros,

nos amamos unos a otros, preciosos, preciosos.

Nuestras manos son una luz azul suave.

Nuestros ojos están llenos de confesiones terribles.

 Pero cuando estamos casados

los niños nos dejan disgustados.

Hay demasiada comida y ninguna sobra

para comer en toda la sobrenatural abundancia.



(versión de Raúl Racedo)















THE ABORTION



Somebody who should have been born

is gone.



Just as the earth puckered its mouth,

each bud puffing out from its knot,

I changed my shoes, and then drove south.



Up past the Blue Mountains, where

Pensylvania humps on endlessly,

wearing, like a crayoned cat, its green air.



Its roads sunken in like a gray washboard;

where, in truth, the ground cracks evilly

a dark socket from wich the coal has poured.


Somebody who should have been born

is gone.





The grass as bristly and stout as a chives,

an me wondering when the ground would break,

and me wondering how anything fragile survevis;



up in Pensylvania, a met a little man,

not Rumpelstiltskin, at all , at all...

he took the fullnes that love began.



Returning north, even the sky grew thin

like a high window looking nowhere.

The road was as flat as a sheet of tin.



Somebody who should have been born

is gone.


Yes, woman, such logic will lead

to loos without death.Or say what you meant,

you coward...this baby that I bleed.





EL ABORTO







Alguien que debió nacer

se perdió.



Cuando la tierra arrugaba su boca

y otro pimpollo soplaba desde su nudo;

cambié mis zapatos y manejé hacia el Sur.



Pasaron las Montañas Azules donde

en la infinitud las jorobas de Pensylvania

como gato crayonado decaen con su verde pelo.



Sus caminos hundiéndose como una tabla de lavar gris;

donde en realidad desde un hueco oscuro las particiones perversas

de la tierra derraman carbón.



Alguien que debió nacer

se perdió.





El césped erizado y fornido como cebolla,

y yo vagando cuando la tierra se quebraba,

y yo vagando como cualquiera de los frágiles sobrevivientes;



allá en Pensylvania conocí a un hombrecito,

no un Rumpelstiltskin (1), en todo, en todo

él tomó la plenitud de este naciente amor.




Retornando al Norte; aun el cielo crecía claro

como una alta ventana mirando a ningún lado.

La carretera era plana como una lamina de estaño.





Alguien que debió nacer

se perdió.





Sí mujer, esta lógica será la guía

para perdernos sin morir. O decí

lo que querés decir,

cobarde...esta nena que soy sangra







(1)personaje de los hermanos Grimm





(versión de Raúl Racedo)

raular_35@hotmail.com

No hay comentarios:

Literatura en TV