Seguidores

sábado, 24 de noviembre de 2012

¿Qué es la literatura?





Por Crystal Honores, Guía de About.com


Como otros géneros artísticos, no es fácil definir la literatura. Cada catedrático, filósofo, escritor, lector y hasta generación tiene su propia definición de la misma. De hecho, son los escritores los que siempre quieren desafiar los límites de la literatura.

En términos generales, la literatura puede ser a un conjunto de obras literarias de una nación, época o género, como por ejemplo la literatura francesa o la literatura medieval, pero también puede referirse a una obra en particular.

Entonces, ¿qué es una obra literaria? Uno de los rasgos que diferencia una obra literaria de otros textos escritos, como un artículo periodístico o una manual de usuario, es que las palabras no sólo sirven para comunicar sino también para crear un efecto estético. Es decir que la literatura es una obra de arte, mientras que el manual del lavaplatos no lo es porque su único objetivo es la comunicación.

Otra definición de la literatura que se acopla al concepto de literatura como arte, viene de Roman Jakobson. Para el filósofo del formalismo ruso y otros discípulos de esta corriente de crítica literaria, la literatura es "una violencia organizada contra el habla cotidiana". Es decir que el lenguaje se hace extraño de diferentes maneras y el mundo cotidiano no aparece familiar. El poeta chileno Vicente Huidobro llevó esta idea al extremo en su libro Altazor, como podemos ver en estos versos de Canto VII: "Lalilá / Rimbibolam lam lam / Uiaya zollonario / lalilá".

No obstante, varios escritores han incorporado lenguaje prosaico e imágenes cotidianas en sus obras para explorar y difuminar más aún esa barrera borrosa entre lo literario y lo pedestre. Por ejemplo, el poeta Manuel Vázquez Montalbán emplea el leguaje de un anuncio para detergente en "Poema publicitario", y Luis García Montero, por su parte, intercaló las instrucciones de una azafata en su poema "Life vest under your seat". Pese a la inclusión de lenguaje y elementos que no se asocian tradicionalmente con la literatura, su uso tiene un fin artístico dado que sirve para crear un efecto estético.

Más allá de las intenciones del autor, últimamente se cree que lo que determina si un texto es literatura es la recepción del público. Sólo porque un autor se propone escribir un texto literario no asegura que vaya a lograr dicha meta. A la inversa, hay obras que no se escribieron con una intención artística, sino quizá para entretener o enseñar, pero que hoy figuran en el canon porque el público les ha atribuido valor literario.

Lo que se considera literatura también varía según la generación. Hay muchas obras que no fueron consideradas literarias por sus primeros lectores. Por ejemplo, El Quijote tuvo éxito inmediato como novela entretenida y satírica pero no se descubrió su valor literario hasta mucho después. Las primeras ediciones críticas de la obra no salieron hasta durante la Ilustración y no fue hasta el Romanticismo que los críticos le dieron una lectura más profunda y reinvindicaron su valor simbólico. Otras obras caen al olvido y, si tienen suerte, en algún siglo futuro son rescatadas, pues los gustos del público son cambiantes y por lo tanto también lo son los parámetros de la literatura.

No hay comentarios:

Literatura en TV