Seguidores

sábado, 3 de marzo de 2018

CRÍTICA DE CINE EL INADAPTADO:


UN MUNDO FELIZ ALGO FRÍO

"El Inadaptado" o "El hombre disconforme" (2006) de Jens Lien. Las dos manifiestan este fantástico mundo de maneras bastantes parecidas, pero la gran diferencia está la mirada de cada uno de sus directores y en su contexto social. "El Inadaptado" (cómo se ha llamado en Argentina) es la segunda película de este interesantísimo director noruego llamado Jens Lien. La primera fué "Jonny Vang" (2002) que hablaba sobre la amistad entre dos hombres y una mujer.

La película es una fábula fantástica, una parábola del consumismo y la obsesión por las apariencias en la sociedad moderna. Se centra en la historia de Andreas, de 40 años, que llega a una extraña ciudad, sin recordar cómo. Allí, es recibido con un departamento confortable y un trabajo en una oficina "libre de stress" donde hace amigos. Luego conocerá a una hermosa diseñadora de interiores y se mudará a vivir con ella, pero su convivencia  cotidiana parece estar signada por la rutina y el sexo mecánico. Pronto Andreas comienza a notar que algo está mal y no siendo capaz de soportar una vida sin emociones, hace intentos por escapar de la ciudad, pero descubre que no hay forma de lograrlo. Entonces, Andreas conoce a Hugo, quien ha encontrado un hueco en la pared del sótano en el que vive. Tal vez ese agujero pueda conducir hacia "el otro lado"...


Una historia no muy original, ya que hay varias películas que podemos nombrar que tratan sobre temas parecidos y que están basadas en la mítica novela "Un mundo Feliz" de Aldous Huxley (al margen de su género de ciencia-ficción). Jens Lien es un prolífico director, que hace de este fuerte, intrigante y alegórico guión (escrito por Per Schreiner) un mundo frío casi inerte. Un mundo en dónde las emociones no existen, todos sonríen y los sentimientos son algo superfluo al igual que la muerte. Nadie se preocupa por nada ni por nadie, solamente sonríen a todo. Un mundo en dónde no existen los niños, en dónde no existe el aroma por ende ni las bebidas ni las comidas tienen sabor. Un mundo superficial y obsesivamente consumista.


"Lo que hace especial a El inadaptado es la forma como expresa la idea de una sociedad desprovista de emoción. La ausencia de una fuerza opuesta crea un sentimiento incómodo que gradualmente crece en intensidad. Andreas no tiene a quién culpar más que a sí mismo, ya que todos son amigables con él. Esta necesidad de resistencia termina por apartarlo gradualmente. El está vivo en un mundo muerto. "El inadaptado" es una descripción estilística y absurda de una pesadilla. Un film de horror en una puesta día a día. El film comienza estilísticamente como un western (amplias tomas en un paisaje árido, música ensoñadora). Nuestro héroe, Andreas, llega a esta inmensidad. No sabe de dónde viene ni hacia dónde va, y se siente atormentado por la interminable amigabilidad y futilidad que lo rodea". Según palabras de Jens Lien en el Festival de Mar del Plata.

El film es una verdadera joya y nos muestra que camino está tomando nuestro mundo, en que nos estamos convirtiendo. Una sociedad egoísta, capitalista, no sociable y para nada solidaria. Jens muestra a este mundo con una fotografía que parece meter a sus personajes dentro de una gran heladera, con sus encuadres obsesivamente prolijos y con una gran firmeza; y una ambientación de espacios, poniéndonos delante de nuestros ojos, de que "la vida está en otra parte" (sin querer cité a Milan Kundera), que allí están todos muertos, literalmente y metafóricamente hablando. La banda sonora es algo bellísimo, está compuesta por inolvidables baladas clásicas en español, entre ellas "Perfidia" y "Te quiero dijiste" (trío Los Panchos).

Una historia con importantes rasgos gores, morbosa y un inteligente humor negro. Personajes extraños y un protagonista que busca sentir emociones (cómo la tristeza y la melancolía), que se siente sin vida dentro de ese lugar en dónde todos son felices. Algo sublime es el momento en el que Andreas escucha un triste violín proveniente de atrás de ese muro que ellos encuentran. Esa escena que esconde una poética metáfora, es un momento maravilloso en la película. No hace falta decir que es una película recomendable, joyas como estas (como he dicho en la nota de "Wristcutters...") salen cada tanto o de lo contrario no suelen llegar a este rincón del mundo. Disfruten este trailer y debajo un cortometraje de 1 min que realizó este notable director, que compitió en Cannes. Es muy simple y conciso, pero muy original, se llama "Anteojos Naturales". No se lo pierdan.





No hay comentarios:

Literatura en TV