Seguidores

sábado, 6 de diciembre de 2008

CUENTOS HIPERBREVES - Roxana Heise Venthur

DESHABITADO



CONCLUÍA la terapia. Paciente y psiquiatra eran un cuadro de Goya recién pintado. Ella le preguntó: “¿Nos volveremos a ver?” “Si la situación lo amerita”, le respondió el facultativo. Ella se despidió agradecida. Él se quedó... deshabitado ante su ausencia. Cerró el despacho, apagó la luz, cogió el citófono y pidió a la secretaria no ser interrumpido a partir de ese momento.



* * *



BRINDIS



¡VAMOS, levanta esa copa! Te miro fijamente a través del cristal y puedo apreciar tus espléndidos setenta años. Estás a punto de sonreír y juro que has enloquecido, que no deberías estar aquí interrumpiendo mi brindis después de haberte enterrado hace veinte años.



* * *



AFIRMACIÓN



TU SILENCIO lo confirma. Estás aquí contemplándome, remilgado y sudoroso, a punto de consumirte, esbozando una sonrisa. Esta vez dirás que sí.



* * *



DESPECHO



ABRES la puerta, una sonrisa cínica deforma tu rostro de niño viejo. No esperabas encontrarme con vida después de someterme por años a la letal toxina del olvido. Pero estoy aquí, mi recordado amante, bajo el umbral de tu asombro contenido, rodeada de añosas enredaderas, como yo, con la lozanía de la oportunidad que te invita a pasar y tomar asiento sobre las púas candentes del despecho.



* * *



EL DEMONIO EXISTE



EL DEMONIO existe. Está aquí, usufructuando de estas líneas como si fueran suyas.

¾¡Márchate! ¾le digo, sin obtener respuesta.

Desde la cumbre de alguna frase me sonríe. Jura haberme robado el final de esta historia.



* * *



MÁS ALLÁ



DESIERTA la calle, desierta la tarde. La mirada se torna ambiciosa. Se eleva hasta extraviarse en la escarpada inmensidad. Incluso más allá, desde la cima de la retina, las olas juguetonas se zambullen en el océano.

No hay comentarios:

Literatura en TV