EDITA TU LIBRO CON NOSOTROS

jueves, 7 de abril de 2011

¿QUE ES LA METALITERATURA?

          La pregunta que encabeza este post aparece en numerosas ocasiones como elemento de búsqueda a través del cual los internautas llegan al post nº 10 de este blog, en el que no encuentran respuesta directa a la misma, “asín que” para paliar este déficit, aunque no es lo mío la teoría literaria, voy a tratar de dar respuesta a la misma en pocas líneas.

           Según Darío Villanueva, la metaliteratura se puede definir como “el discurso narrativo que trata de si mismo, que narra como se está narrando”. Dicho en términos aun más escuetos, en sentido estricto, la metaliteratura es la literatura que trata de literatura. Según esta definición, en las obras que se adscriben a esta tendencia se reflexiona sobre el proceso mismo de la narración, se citan a otros autores u obras y se recrean cuestiones estrictamente literarias.

           Y de manera más genérica, se consideran metaliterarias todas aquellas obras en las que el argumento, la trama, la descripción de la realidad exterior, o bien no existe o es un mero pretexto en el contexto del libro. Vila-Matas reflexiona sobre el hecho literario y dice que la literatura no tiene relación con la realidad como tal, es una realidad en si misma, con sus propias relaciones, su sentido, su coherencia. Asimismo, atribuye a Kurt Vonnegut ( a saber la certeza de la cita conociendo la afición de Vm de inventarse las citas) la opinión de que las tramas tienen escasa importancia. Según este autor, bastaba incorporar, casi al azar, una cualquiera de ellas al libro que se estuviera escribiendo y de esa manera disponer de más tiempo para la forja de lo que realmente habría de importarnos: el estilo.

           En un sentido todavía más amplio, Ricardo Piglia, en entrevista con Ana Nuño, rechaza el concepto de metaliteratura y explica que, en su opinión, lo que existe en la literatura moderna es una dualidad de escritores: aquellos que elaboran unas obras de construcción compleja, intelectual, cuya lectura -esto lo añado yo-  exige una participación activa del lector y en mayor o menor medida, un cierto nivel cultural previo; y aquellos otros que se insertan en una tradición narrativa “normal” que todo el mundo entiende. Y detrás o juntamente con todo ello hay, evidentemente, un problema de mercado -esto lo apunta Vila-Matas-. Vivimos en una sociedad que fomenta la cultura de masas, fácilmente digerible, por lo que, a medida que baja el nivel cultural, baja la calidad de la literatura, promoviendo las editoriales obras facilonas aptas para un público dispuesto a hacer pocos esfuerzos intelectuales.

           Tanto Piglia, como Vila-Matas y otros, citan dentro de la tradición intelectual, minoritaria y metaliteraria a autores como Robert Musil, Walter Benjamin, Claudio Magris, John Berger, Italo Calvino, Borges, George Perec, ….

           Por último, para la comprensión total del concepto, no quiero dejar de citar un párrafo que encontré en internet y que reseñando un libro sobre metaliteratura decía sobre el contenido del mismo lo siguiente: “Se incide, asimismo, en una reflexión que cambia el paradigma actual de la teoría, esto es, se produce una síntesis semio-hermenéutica como punto de referencia con el fin de resolver el proceso de interrelación del texto, pero impulsando su esfuerzo epistemológico en la dirección de poder desear una nueva modernidad”

          Más claro el agua!
Esta entrada fue publicada en Vila-Matas y etiquetada Kurt Vonnegut, Ricardo Piglia, Vila-Matas. Guarda el enlace permanente.

FEEDJIT Live Traffic Map

FEEDJIT Live Traffic Feed

CIC Colectivo La silla

CIC Colectivo La silla
BioBio - Chile