Seguidores

miércoles, 9 de marzo de 2016

WABI SABI DE MIRIAM LEIVA - Poeta de Concepción -Chile


por Rossana Arellano Guirao
“Ahora pende de un hilo/
y el techo gotea un desconsuelo silencioso/
que la vuelve paraguas
para quien levite llena de lágrimas”



El saber, aquel acercamiento entre la lógica de la existencia y el modo del pensamiento
que se plasma como canción es “poesía”.

Abrirse al camino desde el  “yo” introspectivo, aquel que alcanza su propio manantial de la expresión, en momentos de dolor y también de alegría. Y aloja la retina, en las calamidades, sin dejar de apreciar el florecimiento de una flor.

Retornar a la vida sin ostentación ni fanatismo, alcanzar la oración de la fe y ser capaz de emigrar de sí mismo.

Ser capaz de desplazar los miedos con una claridad de conciencia en unificación del “yo” y el entorno, es despertar, sin histeria, en lo puro, aquello que no tiene ánimo de compararse a nada y permanece en su estado de belleza única, imperfecta y perfecta, tal como se halla, aunque todo en un momento fuese incertidumbre. Desasosiego en lo que se está asimilando como parte del proceso de crecimiento espiritual, es el Ascenso, que me parece maravilloso aunque sí muy doloroso.                                                                                

Ser capaz de desplazar los miedos con una claridad de conciencia en unificación del “yo” y el entorno, es despertar, sin histeria, en lo puro, aquello que no tiene ánimo de compararse a nada y permanece en su estado de belleza única, imperfecta y perfecta, tal como se halla, aunque todo en un momento fuese incertidumbre, en lo que se está asimilando como parte del proceso de crecimiento espiritual, en el Ascenso.

No existen falsas visiones en quien alcanza sabiduría.

La autora de Wabi Sabi, nos hace entrega de un regalo maravilloso: Su espiritualidad, a través de sus poemas caminamos junto a ella en el aprendizaje y la enseñanza, cada verso contiene un movimiento pleno de magia y diversidad como un llamado en misión. Se advierte gran manifiesto de esperanza y consuelo, las figuras poéticas son claras y trascienden de manera sagrada a lo profundo.

Destaca claridad de palabra,  la semilla cuidada de aquel poeta que no busca ser leyenda, aunque se sabe en un púlpito de conocimiento verdadero y auténtica sabiduría.


Literatura en TV